¿Se te han antojado unas albóndigas? ¿Quieres preguntarle a algún sueco cómo se pronuncia realmente el nombre del último mueble de IKEA que te has comprado?

Si estás de visita en la capital danesa, tienes tiempo y quieres cruzar la frontera para ir hasta Suecia tienes varias opciones para ir de Copenhague a Malmö. Te las explico a continuación 🙂

Bus: SWEBUS

Esta es la opción que escogimos nosotros. La gracia de cruzar de Copenhague a Malmö es hacerlo por el puente Øresund. ¡Es uno de los puentes más largos de Europa! Además, para construirlo, tuvieron que construir una isla artificial que lo sujetara y un túnel submarino. Nosotros seguimos nuestro viaje por Google Maps para ver en cada momento por que parte íbamos, el puente impresiona y las vistas molan mucho.

El precio de los dos billetes de ida y vuelta fue de 27€. Nos salió el viaje a 13’50€ por persona. Y la reserva la hicimos 3 días antes.

Salimos desde la estación central de Copenhague y llegamos a la estación central de Malmö, que se encuentra a 5-10 minutos andando del centro. El trayecto con Swebus fue de aproximadamente 1 hora y disponíamos de WiFi. ¡Tuvimos una buena experiencia en general!

Pros: Vistas espectaculares desde el bus, comodidad y, sobre todo, precio. 

Contras: Horarios y frecuencia pueden ser difíciles de combinar. No es la opción más rápida.

Consejo: Si escogéis esta opción, ¡no os olvidéis el DNI o pasaporte! A nosotros nos pararon el bus en la frontera para pedirnos a todos la documentación 😛 

Puente Oresund

// Instagram pic by: @oresundsbron //

Tren

Esta es la opción más sencilla, ya que salen trenes cada 20 minutos. Por lo tanto, no es necesario reservar con antelación como en el caso del bus. El día que te apetezca cruzar hasta Malmö sólo tienes que ir con un poco de antelación a la estación central de Copenhague (o incluso, Nørreport o el aeropuerto Kastrup) y sacar el billete desde las máquinas DSB o en cualquier taquilla.

La duración del trayecto es menor que en bus, entre 35 y 40 minutos, y el precio es de 25€ ida/vuelta por persona (aproximadamente).

Pros: Frecuencia y horarios. Los de los buses suelen ser más limitados, esta opción te permite aprovechar y disfrutar del día en Malmö sin preocupaciones. 

Contras: Precio. Sale por el doble que el bus. 

Otras opciones

Escogimos Swebus porque era la compañía de buses que mejor nos cuadraba en cuanto a horarios y precios. Pero también estuvimos mirando:

Ahí tienes los enlaces para que puedas contrastar 😉

Viajando el mismo día (ida/vuelta) tendrás suficiente para visitar Malmö, pero si eres más de slow travel te aconsejamos quedarte en Moment Hotels. Está justo al lado de la estación central y la parada de bus, y a 5 minutos andando del centro. Te dejo un código del 10% en booking por si te animas a ir allí.