A veces pasa, uno se hace planes con horarios y todo cuadra a la perfección pero luego se pierde por Bruselas Midi y se trastoca todo. Pues eso nos pasó a Nerea y a mi. Si no nos pateamos la estación durante 1 hora, preguntando a todo quisqui y riéndonos como dos locas, no somos nosotras.

Igual es que Bruselas Midi (y todas las estaciones que vimos en Bélgica en general), está bastante mal indicada. Pero nosotras #SomosUnPocoDePueblo. Primer consejo del viaje: Id con tiempo.

¿Planificando un viaje a Bruselas y no sabéis por donde empezar? ¡Os cuento nuestro viaje con The Wonder Trip! (destino sorpresa con vuelos y hotel incluido). 

Viernes 3 de agosto

Cogimos el avión super temprano desde Madrid, los horarios que nos dieron desde The Wonder Trip estaban hechos para nosotras (ir pronto y volver tarde), así aprovechábamos los 4 días allí a tope.

Llegamos a las 9:30 de la mañana al Aeropuerto de Charleroi y cogimos el bus destino Bruselas-Midi con la empresa Flibco. Los buses de esta compañía salen cada 30 minutos y cuestan 17€ por persona solo ida y 34€ si haces ida/vuelta. La duración del trayecto es de 1 hora aproximadamente.

Después de perdernos por Bruselas-Midi cogimos el tranvía (con nuestra tarjeta especial de 10 viajes conmemorativa del aniversario de los pitufos, tarjeta + 10 viajes = 19€ ) y nos fuimos hasta Bailli, porque nuestro hotel estaba allí #RimaFácil. A diferencia de las estaciones de tren, las de metro y tranvía están super bien señalizadas y los horarios se cumplen genial.

Nos alojamos en Ibis Styles Brussels Louise, cerca del centro (20-30 minutos andando) y en transporte público a pocas paradas, con desayuno incluido y te/café a todas horas.

Comimos algo rápido, fuimos a una tienda de Tintín y nos plantamos en la Grand Place para empezar nuestro Free Tour con Buendia Tours. Acabamos, nos hicimos una foto con la cámara panorámica que hay en la Grand Place y nos fuimos a un supermercado (parada obligatoria en todos mis viajes porque me encanta cotillear).

Nos plantamos en el Atomium, que en agosto tenían una programación especial con fuegos artificiales y mucho ambiente e hicimos un picnic. ¡Cenamos barato y nos lo pasamos genial!

belgium atomium by pompombunny

Sábado 4 de agosto

Nos levantamos a las 7:30h a tope de power (madrugones que en la vida real serían impensables, pero que durante un viaje no duelen). Desayunamos y fuimos al Mercado de las Pulgas.

A nosotras personalmente, no nos entusiasmó, pero alrededor hay tiendas de ropa vintage suuuuper chulas por las que sí vale la pena pasarse. Luego fuimos hasta el museo MIMA (7’5€), cuando fuimos la principal exposición era de pósters sobre denuncia social, guerra, feminismo… ¡Muy interesante! Pasamos una mañana diferente.

Después de comer, tomamos algo en el Café des Halles, nos paseamos en busca del Zinneke Pis (mucho más mono y menos concurrido que el Manneken Pis) y fuimos al MAD Exhibition (entrada gratuita), donde tenían una exposición de Pierre Debusschere. En Bruselas todo cierra muy pronto, así que si tenéis interés en algún museo, ¡mirad siempre bien los horarios!

Nos aficionamos a la Kriek (cerveza con sabor a cereza muy cremosa) y nos pedimos spaguetti para llevar en BAVET (estaban muy ricos, super recomendable si tenéis hambre y queréis comer a un precio asequible, los platos de pasta son enormes).

Domingo 5 de agosto

Nos fuimos a Brujas a pasar el día y a comer muuucho chocolate.

¡Os lo cuento todo pronto en un post!

Lunes 6 de agosto

Acabamos de recorrer algunos rincones con encanto que nos apetecía visitar.

  • El Parque Elisabeth. ¡Sitio perfecto para ir de picnic y pasar el día!
  • La Rue de Belle-Vue. Si os gusta la Rue Crémieux de Paris, no os podéis perder las puertecitas de esta calle (y, sobre todo, su puerta rosa de estilo Art Nouveau en el número 44).
  • Tiendas de chocolate para volver con provisiones.
  • Tomamos algo en Le Cercle des voyageurs, que tiene una decoración exquisita y un menú de brunch que me hubiese gustado probar.
  • Cogimos un gofre para llevar (hay dos tipos: el belga y el de liège. El belga tiene una masa crujiente por fuera y esponjosa por dentro y es perfecto para añadir toppings, el de Liège es más compacto, la masa tiene más azúcar y es mejor comerlo sin añadirle nada) y nos sentamos en la Grand Place para comérnoslo con vistas.
  • Comimos en Bia Mara. ¡Imprescindible su pulpo rebozado con salsa shriracha!

brussels collage pompombunny

Volvimos al hotel a por las maletas y nos fuimos directas a coger el tren hacia el aeropuerto de Zaventem, para ponerle fin a esta aventura.

Más rincones de Bruselas

Cosas que nos dejamos pero que os recomiendo mirar si tenéis más tiempo:

  • Plantetium Meise, un jardín botánico precioso.
  • Hallerbos, un bosque mágico perfecto para amantes de la naturaleza que quieran alejarse del bullicio turístico.
  • Royal Greenhouses of Laeken, aunque esté un poco alejado del centro seguro que debe valer la pena. Los jardines reales deben ser una pasada.

¡Espero que hayáis disfrutado leyendo mi viaje! Cualquier duda o consulta que tengáis, podéis contactar conmigo a través de mi instagram @pompombunny_ o dejándome un comentario 🙂